lo tiene todo tomar mate

Mercadolibre

  Los diez mandamientos para tomar mate: las cosas que jamás debés hacer

mate tomar mate
Los 10 mandamientos para tomar mate

El buen cebador de mate sabe cuáles son las reglas a seguir para lograr un mate perfecto. El que no las conozca, que lea esta nota y agende lo que jamás debe hacer si quiere que otros cebadores lo respeten. Cualquier persona puede hacer un mate pero no es fácil encontrar buenos cebadores. Cebar no es simplemente servir o verter agua caliente al mate sino mantener el mate en condiciones agradables para ser tomado.

Aquí los 10 mandamientos para tomar el mejor mate.

1. No usar azúcar ni edulcorante
Esto es un pecado mortal. El mate es amargo, y punto. Toda otra variante es un plan cobarde para ablandarle la boca a una bebida que es recia y rica, tal y como la da la naturaleza. Sino, ponele azúcar a las aceitunas a ver cómo te queda.

2. No revolver la bombilla
La bombilla no es una palita para arreglar la yerba y levantarla cuando el mate está lavado. A pesar de que hay gente que les gusta palanquearla para generar un agujerito, la bombilla no se toca.

3. Nunca soplar por la bombilla
Se sabe de gente que, cuando el mate está duro, sopla para mejorar el tránsito de la bombilla, pero no hay nada más desagradable ni desconsiderado: el mate no es un clarinete, y además lo llenás de microbios que el otro no tiene por qué consumir.

4. Jamás cebar con agua hervida
Cebar un mate con agua hervida es un delito que merece la pena capital, ya que de esa forma la yerba se quema y queda amarga como la carqueja. Un buen cebador, escucha la pava y siempre sabe cuándo el agua está lista.

5. Cortar el mate con agua fría de la canilla
Otra acción que merece la horca. El cloro del agua corriente hecha a perder el gusto del mate y ya no tiene retorno. Si el agua te quedó muy caliente, esperás a que se enfríe y listo.

6. Nunca convidar un mate frío
Antes que cebar con agua fría, el buen matero rehace la partida: calienta el agua, cambia la yerba y ceba desde cero una nueva ronda, para no desdeñar a nadie y conservar el amor propio.

7. Bajo ningún concepto reusar la yerba
A ver si nos entendemos: cuando un mate ya dio todo el sabor crudo del pasto y aportó su amargo revitalizante, esa yerba ya no sirve más. Nada de volver a cebarlo conservando la que estaba abajo en el mate. El matero de ley no vuelve a usar la yerba: tira todo y arranca otra vez.

8. No incursionar en mezclas extrañas
¿Qué es eso de combinar el mate con cáscara de naranja? El mate ya tiene sabor suficiente. Si no les va, cambien la marca de yerba. Pero eso de andar buscándole “funcionalidades” no es propio de esta bebida, sino de remedios.

9. Nunca chupar el mate ajeno
Esto equivale a robarle a alguien su porción de asado. Fijate, en una ronda de materos, para que el mate llegue lejos, pasa por varias manos y ninguna tiene derecho a cortar el trayecto y robar el turno.

10. Dejar migas en la bombilla
Esto es de pésimo gusto. Si todos sabemos que el mate es una costumbre bastante promiscua y hasta poco higiénica, debemos cuidar el aspecto del ritual para no hacerlo aún más asqueroso. Si se toma mate con bizcochos, antes de beber limpiate la boca.


Relacionado:

Beneficios para la salud al tomar mate
Mitos y verdades sobre el mate

 

Te puede interesar como hacer un asado

 

 


loterías quinielas casinos

lotienetodo!
Clasificación carreras
Bancos de Argentina
Turismo
Cine
Cocina
Trabajo
Economía
Salud y dietas
Fotografía
Wallpapers
Hardware
Tecnología
Mundo Motor
El campo
Educación
Descargas Messenger
Descarga de programas
Descargas para celulares
Para mujeres
Juegos de PC
Redes sociales
Pesca
Deportes
Diarios del mundo
Google News
Humor
Música
Revistas
Radios en Internet
Televisión
Productos y servicios de Google
Notas

Juega poker online en las mejores salas gratis o por dinero

Teléfonos celulares
Smartphones
Televisores LCD
Televisores LED
Notebooks
Cámaras digitales
Monitores
Tablet PC iPad
GPS
Entradas a espectáculos